Satán interior





En realidad el debate general sobre la naturaleza del Demonio no contempla todas las posibilidades del asunto. La alternativa tradicional suele oscilar entre estas dos opciones: O Satán sería "una parte de nosotros mismos" (un aspecto de nuestra psique, una determinada pulsión de nuestra personalidad) (satanismo simbólico), o Satán sería "una entidad autónoma exterior a nosotros mismos" (un ser de otros planos, un dios ajeno) (satanismo teísta).

Pero hay una tercera posibilidad: Que Satán sea una entidad autónoma interior a nosotros mismos. Los curas nos habrían engañado una vez más: El ser humano no es un animal que nace con alma. Es un animal que nace con demonio.



© Miguel AlgOl

¿Es Satán un invento judeocristiano?

Contra el "bibliocentrismo" en el estudio de la figura del Demonio



Es "lógico" que muchos cristianos busquen en la Biblia el origen de la figura y el nombre de Satán: De Satán, al fin y al cabo, les han hablado los curas. No resulta ya tan lógico que, al encontrar en la Biblia su nombre, saquen como conclusión que es una mera invención bíblica. Cualquier historiador de Egipto, de Mesopotamia o de Persia sabe que una gran parte de lo que aparece en la Biblia no tiene su origen último allí. Es bien conocido, por ejemplo, que el Diluvio Universal no es una creación bíblica, sino sumeria, pese a que en el Occidente moderno nos sigan hablando de él sólo en las parroquias.

Si cada elemento que se encontrara en la Biblia fuera un invento original de la casta sacerdotal judía, estaríamos reduciendo prácticamente toda la antiquísima riqueza cultural de lo que hoy llamamos Oriente Medio a la historia de Israel. Aunque desde luego esta forma de obrar ha constituido siempre una sólida tradición cristiana: De hecho hasta el siglo XVIII la Biblia y únicamente la Biblia era la fuente oficial en Europa para saber del mundo antiguo anterior a los griegos.

Entrevista sobre la Gran Bestia




El 4 de julio de 2015 en el programa "Cajón de Enigmas" de Radio Los Barrios, entrevistado por Fernando Rodríguez sobre la figura de Aleister Crowley.
(La entrevista comienza hacia el minuto 18.)


Rituales



Desde el punto de vista de la magia siniestra, todos los rituales basan su poder en la inspiración que despiertan en el practicante. Por ello es necesario elegir personalmente la estética, los estímulos y el guión que se va a llevar a cabo. Cada uno tiene sus gustos, y cuanto más los afine, más se estará conociendo interiormente.  Determinados símbolos, tanto sensoriales como dramáticos, llevarán mejor al practicante a la fascinación y a la autoposesión demoníaca.

Los místicos del camino de la mano derecha son proclives a seguir los rituales diseñados por otros. Es sólo una muestra más de su eterna obediencia humilde: a "la divinidad", a "la naturaleza", a sus "maestros"... En vez de haber inspiración, hay tensa vigilancia para no cometer ningún "error". En vez de transformación abierta al caos hay autoobservación y una permanente mirada de reojo al ridículo.