Personificación Satán





I

En el Arte de la Magia uno es el único autor, actor y espectador, pero no está obligado a interpretar monólogos. La obra dramática del ritual mágico puede tener, y de hecho suele tener, otras presencias. Otros "personajes" que no son formalmente otros actores (salvo en los rituales ceremoniales o colectivos) sino otras personificaciones del mundo del actor. La utilidad de estas presencias es enorme — también sus peligros. Dando nombre y concediendo voz a las distintas sombras de su oscuridad interior, el mago puede identificarlas, reconocerlas, negociar con ellas el efecto que ejercen o pueden ejercer en su vida.

Ars Nigra



Perdidos en la Magia

Empecemos por lo más básico, por las obviedades: No existe "el" camino: existe tu camino. "El" camino es sólo el camino personal que eligió algún otro, tan engreído que imaginó que todos deberían imitarle si querían llegar a ser algo. Esto es transferible a todas las esferas de la vida, incluida la de las técnicas mágicas. Cuando me preguntan si "la" Magia funciona, digo inmediatamente que no, porque sé que en la mayoría de los casos me preguntan en realidad: "Si yo siguiera fielmente determinados textos ocultos ¿conseguiría resultados?". En este sentido "la" Magia no funciona nunca, creo que la experiencia lo demuestra sobradamente. ¿Cómo podría funcionar algo que se hace sin haberse elegido enteramente por uno mismo, algo repleto de leyes, de condiciones, de "secretos", de miedos a equivocarse? Nada así en la vida "funciona", sea en lo "oculto" o en lo "mundano"... Obedecer no funciona, si quieres llegar a ser algo más que un miembro desapercibido de algún rebaño. "Hice lo que ponía ahí y no conseguí nada", dicen los incontables aprendices de brujo que se proponían maldecir fatídicamente un día a sus enemigos y acabaron maldiciendo su libro de magia comprado por internet. No se dan cuenta de la contradicción interna de su reproche, tan poco siniestros llegaron a ser. El "secreto" de las técnicas mágicas no está en los párrafos de algún libro oculto por conseguir, tampoco lo estará nunca en las "revelaciones" de un comediante que se llame a sí mismo "maestro" en estos temas, ni por supuesto lo acabará aportando un "ser" de otros mundos, uno de esos grandiosos fantasmas que se hacen esperar toda una vida. El "secreto" de las técnicas mágicas está en crear tu Magia, aprender a "leer" (los textos de magia, la vida en general) en esta dirección tan particular, tan exclusivamente personal.

Ritual de Asmodeo



Objetivo: Con dignidad, respeto y complicidad, convocar la presencia del demonio Asmodeo para recibir las enseñanzas diabólicas que en su día impartió en la Cueva de Salamanca.

Momento: Durante las horas de la noche.

Nombres para convocarlo:

Asmodeo (general en español) -Ashmodai / Asmoday (tradición en hebreo) - Asmodeus / Asmodæus (tradición en latín)

La tabla de Ouija

por Aleister Crowley



Imagina un completo desconocido que entrara en tu despacho y se pusiera a dar órdenes a tus empleados. Imagina una extraña mujer que entrara en tu sala de estar e insistiera en ser la anfitriona. Seguro que te preocuparía. Sin embargo, la gente se sienta y ofrece el uso de sus cerebros y sus manos (que son, a fin de cuentas, más importantes que los despachos y las salas de estar) a cualquier inteligencia extraviada que pueda merodear a su alrededor. La gente usa la tabla de Ouija sin tomar las más elementales precauciones.

El establecimiento de la identidad de un espíritu a través de medios ordinarios es un problema muy difícil, pero la mayoría de la gente que juega al Ocultismo nunca se preocupa por ello. Obtienen algo ¡y no parece importarles el qué! A cualquier necedad, a cualquier estupidez, a cualquier trozo de basura, se le da no sólo su valor aparente, sino un valor extremadamente exagerado. ¡La poesía más horrorosamente mala pasa por ser de Shelley, con tal de que sea autentificada por el puntero de la Ouija! Hay sin embargo una buena manera de usar este instrumento para conseguir tus propósitos, y consiste en realizar toda la operación dentro de un círculo consagrado, para que extraños indeseados no puedan interferir en ella. Deberías después usar la invocación mágica apropiada que te permita traer a tu círculo sólo al espíritu concreto que deseas. Es relativamente fácil hacer esto. Sólo se necesitan algunas pocas instrucciones simples, y yo estaré encantado de enviárselas, libres de gastos, a cualquiera que desee pedírmelas.

Infierno

por Anton Long


Voy a ser claro - el Satanismo ha sido secuestrado. Por posers, por pseudointelectuales y por debiluchos cobardes a los que les atrae el glamour y el peligro que se asocian a él en la mentalidad pública, pero que no tienen las agallas para ser malvados - para llevar a cabo actos siniestros.

Estos autoproclamados "satanistas" de nuestros días son en realidad escoria nazarena disfrazada - gusanos revestidos con piel muerta de serpiente. Parlotean sobre la "moralidad", se dan bombo con títulos y hacen posturas verbales e intelectuales. Piensan que ser satánico supone llamarte a ti mismo satanista y vestirte como Drácula, Mefistófeles o una vampiresa.

Deimonáutica




Inventando vocabulario siniestro: Como Deimos era el dios griego del terror, la Deimonaútica será la navegación de los terrores como forma de autoconocimiento. Los miedos son puertas cerradas por el Orden (de los dioses), ángulos frágiles que el Ego sabe que existen en sus murallas. Avanzar por el completamente individual Sendero de la Mano Izquierda es estar dispuesto a abrir estas puertas, atreverse a atravesar espacios personales que nos liberan del Ego, por el siniestro procedimiento de hacerlo sucumbir de espanto.


© Miguel AlgOl