Sobre el origen de la palabra alquimia




Hay una creencia popular errónea, contra la que están los modernos lingüistas, que considera que conocer el origen de una palabra nos dice algo sobre su "verdadero" significado actual. Esta falsa creencia se conoce en filología, entre otros nombres, como "prejuicio etimológico". Según ella, radical no significaría en nuestros días propiamente "extremista", sino "el que va a la raíz de las cosas", ya que procede del latín radis = "raíz". Aunque sin duda venga muy bien a quien en algún momento de su vida haya sido acusado de radical, el argumento es completamente falaz.

Pasos para consagrar una casa al Demonio





Accesorios: Una brújula, una vela negra, un abanico, un poco de tierra en un envoltorio o una caja, un bol con agua. Colócalos juntos en el centro aparente de la casa, formando con ellos aproximadamente un pentáculo.

Coge la brújula y examina minuciosamente el lugar, estableciendo cuáles son sus puntos (paredes, rincones) más al Norte, Sur, Este y Oeste. No tienen por qué ser equidistantes entre sí, depende de la distribución del edificio. Recuerda bien estos sitios. En el caso de que la casa tenga varias plantas, realiza estos pasos en la planta baja; las plantas altas son más fáciles de quedar poseídas.

Cuaderno para el trabajo avanzado con Sinister






Este Cuaderno es un pequeño compendio de textos complementarios a mi libro Sinister: Iniciación a la Magia Negra. Ha surgido como una recopilación de los principales materiales utilizados en diversas consultas y cursos personalizados que se pusieron en marcha tras la publicación del libro.

El propósito central del Cuaderno es ilustrar y ampliar los contenidos expuestos en el libro, como un material accesorio para el estudio y la práctica de sus distintos niveles.


Es accesible como ebook aquí

De los cuernos de los demonios



Las representaciones con cuernos de los demonios han sido interpretadas de muchas formas. Algunos las ven como una evolución visual de las altas y alargadas orejas del Set egipcio, otros como una derivación del aspecto caprino del Pan griego. Resulta curiosa la unanimidad de este detalle de los cuernos asociados a figuras demoníacas, que se encuentra en tantas imaginerías siniestras de Eurasia y África.

En el caso de América, hay una cultura que todavía convierte este rasgo en algo más sorprendente. Me refiero a uno de los pueblos originarios que habitaba la isla de la Tierra del Fuego, en el extremo sur del continente. Este pueblo era el selknam, también llamado ona. En su "mitología", estudiada de manera detallada por el misionero austríaco Martin Gusinde a comienzos del siglo XX y luego por la antropóloga estadounidense Anne Chapman en la segunda mitad de ese siglo, había una figura llamada Halaháches por las mujeres y Kótaix por los hombres.