Ritual de Asmodeo




Objetivo: Con dignidad, respeto y complicidad, convocar la presencia del demonio Asmodeo para recibir las enseñanzas diabólicas que en su día impartió en la Cueva de Salamanca.

Momento: Durante las horas de la noche.

Nombres para convocarlo:

Asmodeo (general en español)
Ashmodai / Asmoday (tradición en hebreo)
Asmodeus / Asmodæus (tradición en latín)

La tabla de Ouija

por Aleister Crowley



Imagina un completo desconocido que entrara en tu despacho y se pusiera a dar órdenes a tus empleados. Imagina una extraña mujer que entrara en tu sala de estar e insistiera en ser la anfitriona. Seguro que te preocuparía. Sin embargo, la gente se sienta y ofrece el uso de sus cerebros y sus manos (que son, a fin de cuentas, más importantes que los despachos y las salas de estar) a cualquier inteligencia extraviada que pueda merodear a su alrededor. La gente usa la tabla de Ouija sin tomar las más elementales precauciones.

El establecimiento de la identidad de un espíritu a través de medios ordinarios es un problema muy difícil, pero la mayoría de la gente que juega al Ocultismo nunca se preocupa por ello. Obtienen algo ¡y no parece importarles el qué! A cualquier necedad, a cualquier estupidez, a cualquier trozo de basura, se le da no sólo su valor aparente, sino un valor extremadamente exagerado. ¡La poesía más horrorosamente mala pasa por ser de Shelley, con tal de que sea autentificada por el puntero de la Ouija! Hay sin embargo una buena manera de usar este instrumento para conseguir tus propósitos, y consiste en realizar toda la operación dentro de un círculo consagrado, para que extraños indeseados no puedan interferir en ella. Deberías después usar la invocación mágica apropiada que te permita traer a tu círculo sólo al espíritu concreto que deseas. Es relativamente fácil hacer esto. Sólo se necesitan algunas pocas instrucciones simples, y yo estaré encantado de enviárselas, libres de gastos, a cualquiera que desee pedírmelas.

Infierno

por Anton Long


Voy a ser claro - el Satanismo ha sido secuestrado. Por posers, por pseudointelectuales y por debiluchos cobardes a los que les atrae el glamour y el peligro que se asocian a él en la mentalidad pública, pero que no tienen las agallas para ser malvados - para llevar a cabo actos siniestros.

Estos autoproclamados "satanistas" de nuestros días son en realidad escoria nazarena disfrazada - gusanos revestidos con piel muerta de serpiente. Parlotean sobre la "moralidad", se dan bombo con títulos y hacen posturas verbales e intelectuales. Piensan que ser satánico supone llamarte a ti mismo satanista y vestirte como Drácula, Mefistófeles o una vampiresa.

Deimonáutica




Inventando vocabulario siniestro: Como Deimos era el dios griego del terror, la Deimonaútica será la navegación de los terrores como forma de autoconocimiento. Los miedos son puertas cerradas por el Orden (de los dioses), ángulos frágiles que el Ego sabe que existen en sus murallas. Avanzar por el completamente individual Sendero de la Mano Izquierda es estar dispuesto a abrir estas puertas, atreverse a atravesar espacios personales que nos liberan del Ego, por el siniestro procedimiento de hacerlo sucumbir de espanto.


© Miguel AlgOl

¿Brujería con remordimientos?



Creo que no hay creencia en el Bien (como algo absoluto, objetivo, universal) sin remordimientos: Con las cosas que pesan sobre ti pero no emanan de ti nunca puedes estar tranquilo.

Con el nombre de Ley del Triple Retorno, o simplemente Ley del Tres, se conoce en los ambientes de la moderna corriente/religión de la Wicca una supuesta ley que disuadiría de practicar la Magia si con ello se puede causar daño a alguien. Así la describe, por ejemplo, la página web The Witches' Voice [La Voz de las Brujas]:

"La otra "ley" de la Brujería es la Ley del Triple Retorno. Básicamente es la ley natural de "causa y efecto". La Diosa nos encarga tener un gran cuidado en todo lo que, como brujas, hacemos, decimos e incluso pensamos. La Ley del Triple Retorno lleva el principio de que "recoges lo que siembras" un poco más allá... de hecho, TRES pasos más allá. Porque "lo que hagamos de bueno o de malo, nos será devuelto tres veces". En función de este hecho, las brujas no quieren causar ningún daño, so pena de que les sea devuelto en abundancia." 

El Sendero de la Mano Derecha




El Sendero de la Mano Derecha es el camino opuesto al Sendero de la Mano Izquierda (o Siniestro) en los ambientes que genéricamente llamamos mágicos u ocultistas.

El Sendero de la Mano Derecha es toda forma de delegación de la propia Voluntad y de la propia Fuerza en cualquier Otredad: otros seres humanos ("maestros", "guías", etc.), otras supuestas entidades pensantes ("dioses", "poderes", las pretendidas voluntades conscientes de "La Tierra", "La Naturaleza", etc.).